¿Tienes una tienda online? ¿Vas a emprender en internet? En este artículo te muestro dos nuevos modelos de comercio electrónico a tener en cuenta para aplicar a tu negocio. Los dos modelos subyacen de dos elementos que ya forman parte de nuestra vida, los móviles y las redes sociales.

Mobile Commerce

También llamado m-commerce, toma su nombre de e-commerce (Comercio Electrónico) , solo que todas las transacciones se realizan bajo un móvil o una Tablet, es decir, la compra-venta de productos y/o servicios a través de un móvil o Tablet.

Algunos estudios, llegan a decir que para este año, el 25% de las ventas procederán de dispositivos móviles, por lo que m-commerce se convierte en una tendencia muuuuuuuy a tener en cuenta. Bajo este entorno, aún hay numerosas empresas que desaprovechan esta parte del mercado, y no es que yo le dé demasiada importancia, es Google el que desde 2015 penaliza a las webs que no se adapten a dispositivos móviles.

Google puso esta herramienta (https://search.google.com/search-console/mobile-friendly ) para comprobar si una web se adapta a dispositivos móviles.

Los dispositivos móviles se están convirtiendo en compañeros indispensable en los procesos de compra de manera que nuestro comprador puede interactuar  con una amplia gama de productos online y offline de forma homogénea y rápida.

social commerce mobile commerce

Social commerce

Se trata de una rama del comercio electrónico basada en las redes sociales.  Utiliza las mismas, el feedback social y las interacciones de los usuarios.

Comprar siempre ha sido una actividad lúdica, por ello, la oportunidad que brindan las redes sociales las cuales también son una actividad lúdica, hace que se puedan encontrar un grupo de clientes potenciales muy activos y propensos a “innovar” en su proceso de compra. No se trata de solamente poner un punto de venta en una red social, sino de comprender a tus seguidores, sus gustos, preferencias, amigos, deseos…

Redes sociales como Youtube, Pinterest, Twitter y sobre todo Facebook han abierto un abanico de posibilidades para potenciar este tipo de comercio y aprovechar el engagement a largo plazo que se genera, aprovechar las redes sociales como plataforma de atención al cliente, mejorar el tráfico web, se crean reviews de tus productos de forma espontánea y oportunidad para hacer branding (marketing de marca) con menos coste.

En el tiempo que has tardado en leer este artículo m-commerce y social commerce ya no son son tendencia sino que son realidad, no se trata de dos modelos para elegir el camino de tu comercio electrónico sino que son dos características que tienes que integrar sí o sí en tu estrategia de comercio electrónico.